Preguntes freqüents

  • 1. Descripción de este apartado

    En este apartado se da respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con la telefonía móvil y los campos electromagnéticos.

     

    La enorme popularización de la telefonía móvil durante los últimos años, no sólo ha generado una gran revolución tecnológica, sino que también ha implicado una transformación muy importante desde el punto de vista social, económico y medioambiental. Nunca antes en la historia de la humanidad la aparición de una nueva tecnología había tenido una aceptación tan grande por parte de la sociedad en tan poco tiempo.

     

    El enorme crecimiento de la telefonía móvil, y la aparición en los pueblos y en las ciudades de las antenas de telefonía móvil (necesarias para su funcionamiento), ha generado, en algunos casos, inquietud en una parte de la ciudadanía respeto si los campos electromagnéticos generados por las antenas de telefonía móvil y por los propios teléfonos móviles pueden tener algún efecto perjudicial para la salud y, en otros casos, sobre el impacto visual en el paisaje.

     

    Esta inquietud ha provocado, en algunos casos, que el despliegue de las antenas necesarias para garantizar un buen servicio no haya sido suficiente, dando como resultado que tanto las actividades sociales como las actividades económicas que realiza la ciudadanía en movilidad, no se puedan realizar con el mejor servicio.

     

    En muchos casos, la falta de información y el desconocimiento por parte de la ciudadanía de cómo funciona la telefonía móvil y de qué son los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (generados por las estaciones base de telefonía móvil y por los propios teléfonos móviles) ha aumentado esta inquietud.

  • 2. ¿Qué es un sistema de radiocomunicación?

    Los sistemas de radiocomunicación utilizan ondas electromagnéticas de radiofrecuencia para transmitir voz, imagen y datos entre dos o más puntos a través del espacio.

    Un sistema de radiocomunicación consta de:

    • Un emisor, que tiene una doble función:
      • Por una parte, genera la señal en la cual se incluye la información que se quiere transmitir (voz, imágenes y datos).
      • Por otra parte, emite esta señal en el espacio por medio de una antena, a una frecuencia y a una potencia concreta.
    • Uno o más receptores, que detectan la señal enviada por el emisor y son capaces de extraer la información transmitida.

    Los sistemas de radiocomunicación más conocidos son la radio, la televisión, las comunicaciones móviles (como la telefonía móvil o el WiFi) y las comunicaciones vía satélite. También lo son la telefonía inalámbrica, los sistemas de comunicación utilizados para emergencias (ambulancias, policía, bomberos...), los mandos a distancia, los radares o los sistemas utilizados en aeronáutica.

    Los sistemas de radiocomunicación pueden ser unidireccionales o bidireccionales:

    • Sistemas unidireccionales. Un sistema de radiocomunicación, como por ejemplo la televisión, está formado por:
      • Un emisor (popularmente llamado repetidor), que envía la señal.
      • Diferentes receptores (en este caso, cada una de las antenas instaladas en las azoteas de los edificios), que reciben la señal.

    Hay pues un emisor que envía la señal, y el resto de equipos son receptores de esta señal. Estos sistemas de radiocomunicación son unidireccionales, es decir, la señal sólo se transmite en una dirección, y por eso la distancia entre el emisor y los receptores puede ser de kilómetros.

    • Sistemas bidireccionalesUn sistema de radiocomunicación como la telefonía móvil es bidireccional y está formado por:
      • Una estación base, que envía la señal a los teléfonos móviles y que también recibe señal de los teléfonos móviles.
      • Los teléfonos móviles, que envían y reciben señal de las estaciones base.

    En estos sistemas, la distancia entre la estación base y los teléfonos móviles no puede ser muy grande, ya que los teléfonos móviles tienen limitada la potencia por normativa.

  • 3. ¿Qué es la telefonía móvil y cómo funciona?

    La telefonía móvil es un sistema que permite hablar, recibir y enviar datos, acceder a Internet, independientemente del lugar donde se encuentre el usuario, siempre que esté dentro del área de cobertura de una estación base (conocida popularmente y simplemente como antena de telefonía móvil) del operador con el que se tenga contratado el servicio.

    Así pues, cuando se dice que un teléfono móvil tiene cobertura quiere decir que se encuentra dentro del área de cobertura de una estación base.

  • 4. ¿Qué es una estación base de telefonía móvil?

    Una estación base de telefonía móvil (o BTS, por las siglas en inglés de base transceiver station) está formada por una torre o palo, sobre la que se instalan las antenas (que es la parte visible de la estación base) y por una caseta, que generalmente no es visible. En la caseta se hallan los diferentes equipos necesarios para gestionar la transmisión y la recepción, así como los equipos de refrigeración que mantienen la instalación a la temperatura adecuada y las baterías que garantizan el funcionamiento cuando hay un corte de energía eléctrica.

    La parte visible de la estación base, es decir, la torre (o palo) y las antenas, está ubicada en sitios elevados, para dar cobertura a su área. Por esto, en entornos urbanos, las estaciones base están generalmente instaladas en las azoteas de los edificios.

    Una red de telefonía móvil está formada por un conjunto de estaciones base. Las áreas de cobertura de las diferentes estaciones base tienen que tener continuidad entre ellas, para que el usuario no pierda cobertura mientras se desplaza de un área de cobertura a otra.

    Cuando se quiere establecer una comunicación con un teléfono móvil, la red detecta la estación base (en cuya área de cobertura se encuentra el teléfono móvil) y dirige la comunicación hacia el teléfono móvil.

    Generalmente, el área de cobertura de una estación base se divide en tres zonas llamadas sectores, y se utiliza una antena para dar cobertura a cada uno de los 3 sectores.

  • 5. ¿Cuáles son los niveles de exposición de campo electromagnético cerca de una estación base?

    La señal emitida por las antenas son ondas electromagnéticas que se propagan por el aire, en línea recta y a la velocidad de la luz.

    La potencia de la señal es mayor únicamente cerca y en la dirección de máxima emisión de la antena, y disminuye muy rápidamente a medida que nos alejamos de la antena.

    La señal todavía disminuye más cuando traviesa paredes. Por esto en el interior de los edificios los niveles de potencia son bastante más bajos que en el exterior.

     

    Medida exterior justo delante de la antena

    Aquí están los niveles más altos. Esta zona no es accesible para las personas, porque forma parte de la zona de protección asociada a la antena. Generalmente entre 3 y 4 metros de la antena y en la dirección de máxima emisión.

    Medida exterior alrededor de la antena

    Zona situada habitualmente entre 4 y 10 metros alrededor de la antena. Esta zona ya se encuentra fuera de la zona de protección y, por lo tanto, los niveles son inferiores a los indicados en la normativa vigente.

    Medida interior en la vivienda del mismo edificio donde está la estación base

    Niveles muy bajos dentro de las viviendas del mismo edificio donde está la estación base. Ninguna antena de la estación base apunta directamente y, además, las paredes y los techos atenúan mucho la señal.

    Medida exterior en los edificios vecinos

    Niveles bajos, porque nos encontramos a más de 10-15 metros de las antenas.

    Medida interior en viviendas de edificios vecinos

    Niveles muy bajos dentro de las viviendas de los edificios vecinos a la estación base, porque aunque alguna antena pueda apuntar más o menos a la zona, las paredes han atenuado mucho la señal.

  • 6. ¿Por qué hay antenas de telefonía móvil en las ciudades?

    La estación base y el teléfono móvil emiten siempre a la menor potencia necesaria para poder establecer la comunicación entre ellos. Esta potencia se regula de forma continua, tanto a la estación base como al teléfono móvil. Además, el teléfono móvil tiene una potencia máxima limitada por normativa.

    Cuando el teléfono móvil se encuentra lejos de la estación base, tanto el teléfono móvil como la estación base tienen que emitir con más potencia para poder establecer comunicación entre ellos.

    La medida del área de cobertura de una estación base depende, generalmente, del número de usuarios a los que se tiene que dar servicio y de los obstáculos que hay alrededor de la estación base.

    Así, un entorno con pocos usuarios y pocos obstáculos tiene pocas estaciones base, y las áreas de cobertura de cada estación base son más grandes.

    En cambio, un entorno más densamente urbano, con más usuarios y más obstáculos (básicamente edificios), tiene más estaciones base, y las áreas de cobertura de cada estación base son más pequeñas.

    Los entornos urbanos tienen dos características que implican que tenga que haber más estaciones base:

    • Hay más usuarios de telefonía móvil, que "saturan" el número de comunicaciones simultáneas que puede gestionar una estación base.
    • Hay un gran número de edificios, que atenúan la señal de las estaciones base.

    Por lo tanto, en las ciudades tiene que haber un número mayor de estaciones base para poder dar servicio a los usuarios y poder proporcionar cobertura en los interiores y en los bajos de los edificios.

  • 7. ¿Qué son los campos electromagnéticos?

    Un campo electromagnético es la combinación de un campo eléctrico y de un campo magnético. Tanto los campos eléctricos como los campos magnéticos son fenómenos físicos que han existido desde siempre. Por ejemplo, la existencia de grandes campos eléctricos provoca la aparición de los rayos en las tormentas... y el giro del núcleo de hierro de la Tierra crea el campo magnético terrestre.

    Constantemente estamos expuestos a emisiones electromagnéticas de todo tipo, y éstas son invisibles al ojo humano.

    Las emisiones electromagnéticas pueden ser de origen natural o de origen artificial. Entre las naturales hay, por ejemplo, la radiación del sol, sin la que, la vida en la Tierra no sería posible. Entre las artificiales se encuentran todas las generadas por aparatos como la radio, la televisión, los teléfonos móviles, los dispositivos WiFi, o los hornos de microondas, entre otros.

    Sin las emisiones electromagnéticas de origen artificial, la sociedad que hoy conocemos no sería posible.

    Los campos electromagnéticos se propagan en forma de onda electromagnética. Las características más importantes de una onda son la frecuencia y la amplitud. Cuanto mayor es la frecuencia de la onda, más energía transporta la onda.

     

  • 8. ¿Qué son las radiaciones ionizantes y no ionizantes?

    La telefonía móvil utiliza, para su funcionamiento, campos electromagnéticos de radiofrecuencia, que son emisiones (o radiaciones) no ionizantes.

    Dependiendo de la frecuencia de la onda electromagnética, las emisiones o radiaciones electromagnéticas son ionizantes o no ionizantes. Cuanto mayor es la frecuencia de la onda, más energía transporta la onda.

    Las radiaciones ionizantes transportan suficiente energía (frecuencia muy alta) como para poder arrancar electrones de los átomos de la materia sobre la que inciden. Por lo tanto, pueden llegar a provocar daños. Entre las radiaciones ionizantes se encuentran, por ejemplo, los rayos X y los rayos gamma.

    Las radiaciones no ionizantes NO transportan suficiente energía (frecuencia no suficientemente alta)  y, por lo tanto, no pueden arrancar electrones de los átomos de la materia sobre la que inciden.

    Entre las radiaciones no ionizantes se hallan las de muy baja frecuencia (como las generadas alrededor de las líneas de alta tensión), las emisiones de radiofrecuencia (que son las utilizadas por los diferentes sistemas de radiocomunicación: radio, televisión, telefonía móvil, WiFi o los hornos de microondas) y la luz visible.

    Sólo si la potencia de una radiación no ionizante es muy alta y el cuerpo incidido está muy cerca, las radiaciones no ionizantes pueden aumentar la temperatura del cuerpo. Es la técnica que utilizan los hornos de microondas para calentar y/o descongelar los alimentos.

  • 9. ¿Qué relación hay entre la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia y la salud?

     

    Dependiendo de la potencia, del tiempo de exposición y de la parte del cuerpo expuesta a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (radio, televisión, telefonía móvil y WiFi, entre otros), esta parte del cuerpo puede llegar a experimentar un incremento de la temperatura: es lo que se llama efecto térmico.

    Desde hace  años, diferentes organismos y comités internacionales han determinado los niveles máximos de exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia para prevenir que no exista ningún riesgo para la salud.

    1996: La OMS (Organización Mundial de la Salud) crea el Proyecto Internacional CEM.

     www.who.int/peh-emf/project/es/ 

     

    1998: La ICNIRP (Comisión Internacional sobre la Protección en frente de las Radiaciones No Ionizantes) publica la Guidelines for limiting exposure to time-varying electric, magnetic, and electromagnetic fields (up to 300 GHz), donde se indican los niveles máximos permitidos de exposición a campos electromagnéticos.  

    www.icnirp.de/documents/emfgdlesp.pdf

     

    1999: El Consejo de la Unión Europea aprueba la Recomendación del Consejo, 1999/519/CE, de 12 de julio de 1999, relativa a la exposición del público en general a campos electromagnéticos (0 Hz en 300 GHz), con los mismos niveles máximos permitidos indicados por la ICNIRP.

    http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CONSLEG:1999H0519:19990712:ES:PDF

     

    2001El Estado español aprueba el RD 1066/2001, con los mismos niveles máximos indicados en la Recomendación del Consejo de la Unión Europea y por la ICNIRP.

    www.boe.es/boe/dias/2001/09/29/pdfs/A36217-36227.pdf

     

    2009: La ICNIRP, después de analizar los principales informes científicos de los últimos años, ratifica los mismos niveles de exposición indicados el año 1998.

    http://www.icnirp.de/documents/RFReview.pdf

     

    De acuerdo con la información científica disponible actualmente, no se observa una evidencia concluyente de una relación causa-efecto entre la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia y efectos perjudiciales para la salud, si los niveles de exposición están por debajo de los niveles máximos permitidos indicados por el ICNIRP.

    Con respecto a posibles efectos a largo plazo de la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia, en el año 2011 la IARC (Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer) clasificó los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como posiblemente cancerígenos para los humanos (Grupo 2B). Lo que básicamente significa que la evidencia de riesgo que observaron era limitada, a pesar de que no se descarta, por lo cual continúa la investigación en la posible relación entre el uso intensivo de los teléfonos móviles y teléfonos inalámbricos y el riesgo de cáncer.

  • 10. ¿Qué es el SAR?

     

    El SAR o specific absortion rate (TAE en castellano, tasa de absorción específica) es una tasa que indica la energía que es absorbida por un cuerpo cuando está expuesto a campos electromagnéticos de radiofrecuencia. Por la banda de frecuencias utilizadas por los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, el efecto biológico que se puede llegar a producir en un cuerpo que está expuesto es el llamado efecto térmico, es decir, un aumento de la temperatura de la parte del cuerpo expuesta.

    Se determina que el aumento de la temperatura de 1 ºC de la parte del cuerpo expuesta puede llegar a producir efectos biológicos adversos. En el caso de los humanos, se determina que este aumento de 1 ºC de temperatura resulta de la exposición de campos electromagnéticos de radiofrecuencia en individuos bajo condiciones ambientales moderadas a un SAR de cuerpo entero de 4 W/kg durante 30 minutos.

    A partir del SAR de 4 W/kg se determina el nivel de exposición de campos electromagnéticos de radiofrecuencia y, una vez establecidos estos niveles, se les aplica un factor de seguridad, que en el caso del público en general es de 50 (4w/kg: 50=0,08W/kg). Así pues, se considera que el límite de 0,08w/kg es suficiente para garantizar la seguridad del público en general. Aplicando esta reducción se aumenta la seguridad y se garantiza la protección de la población expuesta.

    Estos niveles de campo electromagnético de radiofrecuencia resultados de la aplicación del factor de seguridad son los que se indican en las recomendaciones de la ICNIRP (tabla 4), en la Recomendación del Consejo de la Unión Europea y en el RD 1066/2001 (cuadro 2 del anexo II). Los niveles se indican generalmente como densidad de potencia (expresados en W/m2 o en mW/cm2) o como campo eléctrico (expresado en V/m).

    Los valores medidos de campo eléctrico o de densidad de potencia tienen que ser promediados en un periodo de 6 minutos.

  • 11. ¿Cuál es la normativa vigente en Cataluña con respecto a la exposición a campos electromagnéticos?

    La normativa vigente en Cataluña con relación a los niveles máximos permitidos de exposición a campos electromagnéticos para el público en general es el Real Decreto 1066/2001. Los niveles indicados en el RD 1066/2001 son los mismos que los indicados en la Recomendación del Consejo de la Unión Europea del año 1999 (1999/519/CE) que, a la vez, son los mismos que los indicados por el ICNIRP el año 1998 en su directriz.

    Para elaborar la Recomendación 1999/519/EC, la Comisión Europea recurrió al Comité Científico de los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados -CCRSERI- (SCENIHR, sigla en inglés), para determinar los límites recomendables de acuerdo con el estado del conocimiento científico y cumpliendo con sus obligaciones de seguimiento y vigilancia.

    La mayoría de los países de la Unión Europea aplican los niveles de la Recomendación 1999/519/CE del Consejo, con los mismos niveles que la recomendación de la ICNIRP.

    Países de fuera de la Unión Europea como el Japón, el Brasil o Nueva Zelanda aplican los mismos niveles indicados por las recomendaciones de la ICNIRP. Los EE.UU. y el Canadá tienen límites superiores.

    Los niveles medidos se pueden indicar en diferentes unidades, que están relacionadas entre ellas. Las unidades más habituales son la densidad de potencia (expresada en W/m2 o en µW/cm2) y el campo eléctrico (expresado en V/m).

    Al sitio web de la gobernanza radioeléctrica los niveles medidos se expresan en V/m.

    En Cataluña, como se puede comprobar en el sitio web de la gobernanza radioeléctrica, los niveles de campo electromagnético a los que está expuesto el público en general son mucho más bajos que los límites indicados por la normativa vigente.

  • 12. ¿Qué indican los límites de exposición indicados en el RD 1066/2001?

     

    Indican el nivel de la suma de todas las fuentes emisoras de campo electromagnético de la zona donde se realiza la medida, y no sólo de una sola fuente emisora.

    Además, concretamente, los límites indicados por el RD 1066/2001 se tienen que cumplir "en las zonas donde puedan permanecer habitualmente las personas y en la exposición a las emisiones de los equipos terminales, sin perjuicio de lo dispuesto en otras disposiciones específicas en el ámbito laboral".

    Para las frecuencias de telefonía móvil, los niveles de referencia fijados por el RD 1066/2001 son:

    • 900 MHz-Campo eléctrico: 41 V/m (densidad de potencia: 4,5W/m2)
    • 1800 MHz - Campo eléctrico: 58 V/m (densidad de potencia: 9 W/m2)
    • 2100 MHz - Campo eléctrico: 61 V/m (densidad de potencia: 10 W/m2)

     

    Los equipos portátiles con los que se realizan las medidas que se pueden consultar en este sitio web, disponen de una sonda que mide el nivel de campo electromagnético de las frecuencias comprendidas entre 100 kHz y 8 GHz. El nivel de referencia más restrictivo fijado por el RD 1066/2001 dentro de este margen de frecuencias es de 28 V/m (densidad de potencia: 2 W/m2). Este es el nivel máximo permitido con el que se comparan las medidas realizadas con los equipos portátiles.

  • 13. ¿Cómo se garantiza que los límites del RD 1066/2001 son respetados?

    La instalación de cada estación base de telefonía móvil tiene que ser previamente autorizada por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria, Energía y Turismo que, además, inspecciona regularmente las estaciones base para comprobar que los niveles máximos no son superados. Los operadores de telefonía móvil tienen que enviar, con carácter previo a la puesta en servicio de la estación base, el proyecto técnico de cada estación base para su aprobación. Además, anualmente los operadores tienen que presentar una certificación de cada estación base conforme continúan sin superar los límites. Los niveles medidos en cada estación base se pueden consultar en el sitio web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

  • 14. ¿Hay alguna restricción adicional a los niveles máximos indicados por el RD 1066/2001?

    No hay ninguna restricción adicional, pero en la Orden/23/2002 se indica que cuando una estación base se instala a menos de 100 metros de espacios catalogados como "sensibles" (guarderías, centros de educación de infantil y primaria, centros de educación secundaria obligatoria, centros de atención primaria, hospitales, residencias y centros geriátricos y parques públicos), los operadores de telefonía móvil tienen que minimizar los niveles de exposición sobre estos espacios, así como también tienen que tomar medidas en estos sitios e incluirlas en el proyecto técnico enviado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo para que compruebe que no superan los niveles indicados por la normativa vigente. Estas medidas se tienen que tomar cada año y renviarlas al mismo Ministerio.

  • 15. ¿Qué límites de emisión tienen que cumplir los teléfonos móviles?

     

    Los teléfonos móviles están diseñados y fabricados para no sobrepasar un nivel de SAR de 2 W/Kg, para cumplir la norma europea EN 50360, establecida por la ICNIRP.

    Para saber el SAR de un modelo de teléfono móvil se tiene que consultar el manual o el sitio web del fabricante.

  • 16. ¿Con cuánta potencia emite un teléfono móvil?

    Los teléfonos móviles tienen una potencia máxima de emisión limitada por normativa. Los tipos de teléfonos móviles más comercializados actualmente utilizan una potencia máxima de 250 mW.

  • 17. ¿Cómo se minimizan los niveles de exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia de la telefonía móvil?

    Tanto el teléfono móvil como la estación base emiten siempre con la mínima potencia necesaria para poder establecer la comunicación entre ellos. Así pues, cuando la estación base y el teléfono móvil están relativamente cerca, tanto la estación base como el teléfono móvil emiten con la menor potencia y, por lo tanto, se reducen los niveles de exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia.

    Esto se consigue con un dimensionado adecuado de las redes de telefonía móvil, que garantice la presencia de un número de estaciones base suficiente y una ubicación óptima de las estaciones para poder dar el servicio necesario a cada zona, teniendo en cuenta el número de usuarios a los que se tiene que dar servicio y los obstáculos alrededor de la estación base.

    En este sentido, criterios como alejar de forma general las estaciones base de los usuarios no es una medida eficaz para reducir los niveles de exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, puesto que, en este escenario, tanto las antenas de las estaciones base como los teléfonos móviles de los usuarios tienen que emitir con más potencia para poder comunicarse entre ellos, y esto aumenta el nivel de exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, sobre todo de los usuarios, respecto del nivel de exposición de campo electromagnético de radiofrecuencia de sus mismos teléfonos móviles.

  • 18. ¿Qué seguridad hay alrededor de una antena de telefonía móvill?

     

    Alrededor de cada antena de una estación base se determina una zona de protección no accesible para las personas, de manera tal que se garantiza que fuera de esta zona de protección los niveles de exposición son inferiores a los niveles máximos indicados en la normativa vigente. Esta zona de protección se encuentra justamente delante de cada antena y dependiendo de la potencia de la antena, generalmente es de entre 3 y 4 metros en la dirección de máxima emisión.

    El RD 1066/2001 y la Orden CTE/23/2002 establecen mecanismos de control que aseguran el cumplimiento de los niveles y las restricciones, y también exigen un estudio detallado de los niveles de exposición antes de autorizar cada estación base. Este estudio tiene que aportar el nivel de campo electromagnético del conjunto de todas las fuentes de emisión de la zona: otras estaciones base, radio, televisión..., y no sólo la de la estación base que se quiere poner en servicio.